Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 septiembre 2009

Uf, esta sí que es buena, o al menos eso me ha parecido. Entre el 29 de septiembre y el 21 de octubre, “varias asociaciones de inmigrantes recorrerán a pie los 700 kilómetros que separan Barcelona de Madrid para protestar contra la reforma de la ley de extranjería impulsada por el gobierno español”, según anunciaron los organizadores el lunes.

La marcha pretende sensibilizar a la sociedad sobre los problemas a los que se enfrentan los inmigrantes y es una medida de protesta contra la nueva Ley de Extranjería española, cuyo proyecto fue presentado por el gobierno socialista en junio, y que, entre otras medidas amplía de 40 a 60 días el plazo de retención de los indocumentados en los llamados centros de internamiento. Sigue toda la información en http://www.kaosenlared.net/noticia/marcha-igualdad-cronica-dia-1-fotos-videos-actualizacion-diaria

Hasta ahí, me encaja, más o menos. Me hago preguntas cómo ¿Servirá para algo? En Europa se lió gorda con la Directiva “de la vergüenza” y ahí está. O ¿Qué más pueden hacer? ¿Existen otras vías para luchar por los derechos de estas personas?

Pero mis dudas crecen cuando sigo leyendo y textualmente “Los distintos colectivos que participan en la marcha, mediante un manifiesto unitario cuestionaron el carácter democrático del gobierno español” que, dicho así, suena bastante fuerte.  En esto de la inmigración es muy difícil contentar a nadie, no digo a todos, digo a nadie. ¿Dónde está el límite? ¿tiene que haber un límite? ¿qué tiene que hacer un gobierno cuando tiene una fuerte presión migratoria, por un lado, mientras por la otra buena parte de la opinión pública le acusa de no pensar en las necesidades de los españoles, que bastante mal están algunos también…?

Foto tomada de la web Kaosenlared

Para mí, los derechos de los humanos por encima de los derechos de los nacionales (de cualquier nación). Que se inviertan los millones que se gasta la Generalitat en informes sobre las setas silvestres. O los sueldos vitalicios de algunos políticos. O los que se han perdido de la trama Gurtel… Pero yo es que no entiendo el mundo, no digamos de cuentas, y además soy una idealista.

Anuncios

Read Full Post »

Mira atentamente este mapa. Y si te pica la curiosidad, entra en este enlace para conocer cual es el PIB per capita de 225 países del mundo: http://www.indexmundi.com/g/r.aspx?v=67&l=es.

mapa_pib_per_capitaMe ha entrado la curiosidad esta mañana, buscando una motivación oculta tras la intención de Sarkozy de cambiar la forma de medir el nivel de bienestar de los franceses. Aunque estoy de acuerdo en que la calidad de vida no se mide solo con dinero… pero parece que ayuda bastante.

Poco puedo añadir, tú mismo lo ves… Y luego nos extraña que haya movimientos migratorios! Ah, y una cosa más: no aparece el Vaticano, pero la wikipedia dice que su renta per capita es de 357,296. Aunque en esto tampoco se sabe. Al menos yo no lo sé.

https://quieroentenderelmundo.wordpress.com/

Read Full Post »

Al contrario que mucha gente, yo creo en las ONG, en su labor, en su función social, en las personas que trabajan en ellas aunque, como en todo, se puedan encontrar vergonzosos ejemplos de malas prácticas entre estas organizaciones. Pero hoy no quiero hablar de las malas prácticas sino que, para variar, voy a compartir una experiencia muy positiva que conozco y que me parece un ejemplo precioso de como se puede tratar de cambiar el mundo a través de la comunicación.

Se trata del proyecto A favor de la inclusión social que, entre otros objetivos tiene los de:

Sensibilizar acerca del problema de la exclusión social en España.

Visibilizar iniciativas de inclusión social con diferentes protagonistas.

Movilizar a diferentes sectores sociales a favor de la inclusión, bajo el lema IntegrACTÚA.

Para lo primero hacen cosas como difundir datos oficiales de la Encuesta de Condiciones de Vida 2008. ¿Sabías que según la encuesta el 19,7% de la población española se encuentra en riesgo de exclusión?

Para lo segundo, informan sobre interesantes iniciativas, sobre todo de ONG, a favor de los colectivos más vulnerables de nuestra sociedad.

Y para lo tercero intentan involucrar a diferentes sectores de la sociedad en proyectos que contribuyan a conseguir los dos primeros objetivos (seminarios, concursos, foros, etc.).  Uno de estos proyectos es el I Concurso de spots publicitarios a favor de la Inclusión Social, dirigido a agencias y profesionales del mundo publicitario. Espero sinceramente que tengan éxito en su empresa, pero de momento me ha llamado la atención, y me ha parecido todo un logro en sí mismo, el que hayan conseguido el apoyo desinteresado de gobiernos, asociaciones del sector publicitario, el mundo académico, obras sociales…

Os invito a todos a visitar el blog del proyecto http://integractua.wordpress.com/

Y a ver si me animo a dar buenas noticias más a menudo, que haberlas, haylas.

https://quieroentenderelmundo.wordpress.com

Read Full Post »

Soy una macabra…con suerte

Ver imagen en tamaño completo

Hace días, un amigo mío me mandaba esta noticia: http://www.elmundo.es/elmundo/2009/09/16/solidaridad/1253095172.html. Para los que no tengan tiempo o ganas de leerla, dice que en el mundo,en  este que yo trato de entender, hay mucha gente que pasa hambre. Más de mil millones, por primera vez (no sé a qué se refiere con “primera vez”), según el Banco Mundial de Alimentos.

Y yo, que soy un poco macabra y que como todos los demás estoy saturada de imágenes de niños desnutridos colgados de los pechos secos de sus madres, he empezado a tener estas visiones hoy mientras iba en el autobús de camino al trabajo.

Y, una cosa me ha llevado a otra (si me pillara Joyce), me he acordado de otra noticia que leí hace poco también, la de la periodista Jineth Bedoya (http://www.youtube.com/watch?v=u8awe1N_RYw), quien debería ser conocida por muchas de las cosas buenas que ha hecho en su trabajo pero que se ha hecho tristemente famosa porque abusaron sexualmente de ella en una cárcel de Bogotá durante 16 horas sin que, hasta el día de hoy, nadie haya pagado por ello.

Y de la imagen de la violación atroz y de su sufrimiento imaginado (creo que no me atrevo a presumir si quiera de acercarme a saber lo que sufrió) he pasado a pensar en otras cárceles, en las torturas habituales o esporádicas, escandalosas o permitidas, de miles de cárceles del mundo, de países con régimen declarado democrático o autocrático… De ahí he pasado a otras torturas y violaciones no uniformadas, las de las niñas y mujeres en países en guerra o paz, permitidas, consentidas socialmente… http://www.elmundo.es/elmundo/2009/09/17/solidaridad/1253190625.html

Y entonces me he empezado a preguntar qué sería peor: morir de hambre o por los abusos de otro ser humano… Afortunadamente, el autobús ha llegado a Príncipe Pío y no he tenido que pensar más en ello. Qué suerte tenemos algunos, ¿no creeis?

https://quieroentenderelmundo.wordpress.com/

Read Full Post »

El Rey Rosca

Hace poco tiempo, en un reino muy cercano, vivía un malvado rey al que todos llamaban Rosca I, El Enroscado, por ser un individuo bastante retorcido. El rey era viejo, más bien feo y tenía pocas cualidades como gobernante, pero había heradado el reino, por razones que el pueblo ya no recordaba ni entendía, hacía ya muchos años.

El viejo, malvado y feo rey no era respetado ni querido por sus súbditos, ni siquiera por sus consejeros, pero nadie discutía su autoridad. Se involucraba poco en la vida de las personas de su reino,  tan interesado como estaba en su propia persona y bienestar, así que estos hombres y mujeres, gente sencilla y trabajadora, vivían en relativa tranquilidad y en una felicidad fingida.

En cierta época en que la economía de su reino no iba demasiado bien, el astuto rey Rosca y sus consejeros decidieron buscar la ayuda de un gobernante eficaz, que ayudase a sanear sus cuentas, mejorar las relaciones externas de su país y remodelar la economía productiva. Mandaron heraldos a todos los reinos y repúblicas cercanas y eligieron a un competente hombre de la República de Romania llamado Jempse.

Jempse era un hombre bueno, justo y muy trabajador. En cuatro años como Primer Ministro logró todo aquello para lo que El Enroscado le había contratado. Hizo del reino un lugar próspero, respetado y admirado por todos los vecinos.  Para ello, trabajó durante meses del amanecer hasta la noche y se rodeó de un grupo de personas competentes que se ilusionaron e implicaron en su empresa bajo su dirección. Con su estilo, duro y exigente a la vez que honesto y humano, Jempse se ganó el respeto y la admiración de todos con los que trataba, fuera su gabinete, fuera rey o presidente, o si quiera súbdito, de otros países vecinos. Podían estar o no de acuerdo con sus métodos o proyectos, pero todos admiraban al dedicado Primer Ministro,  porque demostraba con hechos que estos funcionaban.

A medida que las cuentas de su reino mejoraban, el rey Rosca se frotaba las manos con codicia y se enorgullecía de haber hallado a tan valioso ministro, lo que consideraba su éxito personal- ¿acaso no todo lobueno sucedía gracias a él?-. Sin embargo, pronto el rey comenzó a darse cuenta de que Jempse disfrutaba de un prestigio, un respeto y una fama superiores a los que él había gozado jamás. En tierras lejanas su reino empezaba a ser conocido, pero no era a él a quien sus homólogos reconocían al frente, sino al eficaz Primer Ministro. Los juglares no cantaban sus hazañas, no era con él con quien todos querían trabajar, no era a él a quien le pedían o conferían los favores…

Y así fue como el viejo, malvado y feo rey llegó a la conclusión de que debía deshacerse de aquel que había devuelto la paz y la prosperidad a su reino. Durante semanas construyó y ultimó los detalles de una historia inventada acerca de aquel que solo había trabajado para mayor gloria del país que le había contratato. Una tarde, reunió a las Cortes del reino y, con increíble sangre fría, les soltó su mentira construida sobre su gran ego. Nadie le creyó, pero daba igual, porque todos sabían que si le dejaban hacer sus vidas seguirían siendo seguros remansos de paz y tranquilidad mientras que, si se le enfrentaban, el rey Rosca haría caer su furia sobre ellos.

Y así fue como un hombre justo, bueno y trabajador fue proscirto del reino al que había dedicado toda sus energías durante años, como un ladrón, humillado y herido en lo más hondo. Pero no vencido, ya que Jempse aún tenía aquello con lo que había salvado el reino de la ruina: su propia inteligencia, su tesón, su honestidad y su capacidad de trabajo.

Muchas gentes del pueblo, gentes de su equipo, incluso gobernantes de otros lugares quisieron hacer algo contra esta injusticia. Pero Jempse les rogó que no lo hicieran. Demostrando hasta el final de qué estaba hecho, animó a todos a seguir trabajando duramente como en los tiempos pasados, a no poner en juego sus trabajos y bienestar y a no preocuparse por él.  Para respetar su deseo, su historia desde entonces se cuenta de forma impersonal, con nombres fingidos y lugares inventados, pero al fin y al cabo, se cuenta.

Próximo capítulo: de como Jempse fundó su propio reino…

Esta historia debería ser ficción. No deberían existir seres malvados y feos como el rey Rosca. A los hombres justos no les debería pasar lo que le pasó al gran Jempse. Pero no es ficción. Desgraciadamente hay gente fea y malvada que tiene un gran poder y puede hacer y deshacer al antojo de su ego sin importarle las consecuencias.

Read Full Post »

A contracorriente

No soy activista declarada de nada, no soy radical en nada, más bien soy bastante moderada en casi todo. Incapaz de sostener opiniones de esas que “sientan cátedra” porque siempre me atraen algunos claroscuros de la opinión contraria a la que prefiero… Admiro a esa gente que tiene las ideas tan claras que sabe que la inmigración es mala (o es buena) para este país, que el Gobierno del PSOE nos está llevando a la ruina o, no sé, que tal o cuál persona es un completo hijo de puta…

En fin, que me cuesta mucho definirme en mis opiniones. Y, sin embargo, muy a menudo tengo la sensación de nadar contracorriente. Por ejemplo, cuando alguien, en una cena o en una comida,  me dice que los inmigrantes se quedan con los trabajos de los españoles o con sus plazas de guardería u otras ayudas sociales. Entonces todos los que están con nosotros empiezan a decir que es injusto, que si así va el país, que si no sé qué política de inmigración… Y yo estoy muy lejos. Se me hincha el cerebro con el sufrimiento que creo percibir en las personas, las familias, que han tenido que dejar su país, que vienen sin nada porque no tienen nada, con las actitudes xenófobas y la ciudadanía- si acaso se puede llamar así- de segunda de la que van a “disfrutar”… Y el paro, el reenvío de divisas, el choque cultural y todo el resto de problemas que puedan estar relacionados con la discriminación, se me hacen tan pequeños…

O cuando mi cuñado da una patada a un gato callejero porque su niña se ha agachado a tocarlo. Se me ponen tensos los músculos y siento ganas de patearle a él para que no contamine a su niña- al fin y al cabo es mi sobrina y la adoro- con su violencia… Pienso en lo fácil que es apartar a la niña del gato, con una palabrita basta, no hace falta hacer daño a nadie, bueno, o a nada… Y me dan pena la Garza imperial de los humedales de las Tablas de Daimiel, y los tigres de la India, y los perros callejeros.

O cuando otro alguien me suelta algo como que las ONG son una panda de ladrones que no hacen más que chupar del grifo de las subvenciones estatales. Se me empiezan a torcer los ojos pensando en los miles de personas voluntarias que dejan su tiempo ayudando a los demás, en situaciones a menudo muy desagradables, descorazonadoras, sin esperar nada a cambio. En las filigranas que hacen la mayoría de ONG que conozco para poder ayudar a una persona con discapacidad más, a un inmigrante más, a un niño más…

Y normalmente estas personas, algunas de ellas, tienen sus opiniones tan firmes y tan fijadas que te dan datos para apoyarse y demostrar que tienen razón con aplastantes argumentos.  Solían darme envidia, estas personas, pero recientemente he llegado a la conclusión de que es más fácil sostener posiciones radicales (bueno/malo) que intermedias. Basta con reunir una serie de datos  de algún estudio o repetir frases contundentes de un periodista o político y te lo acabas creyendo. Y hasta parece que tienes razón.

Pero no digo nada, normalmente no. Porque en estos casos no es que me cueste definirme, es que siento que estoy a años luz del pensamiento de estas personas y de su forma de ver las cosas. A lo mejor con lo del gato se me escapa un gritito, pero no trato de convencer a nadie. Me da mucha pereza… ¿qué voy a conseguir? A veces incluso me empiezo a deprimir y pienso que soy rara.

A lo mejor es que no me rodeo de la gente adecuada (adecuada para mí, digo) pero es que me gusta la gente, toda, cada una por una cosa, aunque con algunas tenga menos en común que con el gatito callejero de mi sobrina.

Read Full Post »

Hace una semana, el coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara, fue recibido por el Rey en el Palacio de la Zarzuela. Una cita política enmarcada en la normalidad del funcionamiento de una democracia, con un heho añadido que puede pasar por anecdótico pero no lo es: el señor Lara, además de llevar para el posado de las fotos una llamativa carpeta roja con anagrama de su partido, lucía en la solapa un pin de la bandera de la Segunda República Española.

A mí la noticia me había hecho pensar en lo anecdótico del caso- qué osado, qué morro el de este señor- pero también en que da gusto que uno se pueda expresar en democracia lo que quiera cuando quiera, aunque ese cuando sea en una visita al Rey y ese qué sea una apología a la desaparación de la monarquía, siempre que sea con respeto, claro. También me hizo pensar en que la Casa Real debió de considerar que favorecería a su imagen mostrarse abiertos, dialogantes, ante esta postura… Pero mi cabecita no fue más allá.

Foto tomada de El País digital

Foto tomada de El País digital

Sin embargo, la noticia ha hecho llover un aluvión de comentarios por parte de los lectores de la prensa digital y contertulios de los cafés. Es lo que más me llama la atención, los comentarios de los lectores. Me gusta darles un repaso y ver qué piensa la gente ante lo que leen. Es muy curioso. En fin, el caso es que ante esta noticia concreta- como no podía ser de otra forma aunque yo no haya dado al principio tanto de sí- ha suscitado miles de comentarios sobre la bandera, los colores, los sistemas políticos, los golpes de Estado, la educación – mala- del Sr. Lara… Leyendo estos comentarios, he aprendido varias cosas:

1. Lo fácil que es , y cuanto le gusta a la gente, insultar a otros a través del anonimato de Internet.

2. Que además hay mucho temerario por el mundo que opina sin informarse primero  (y esto que una vez sentado al ordenador también es relativamente fácil buscar una fuente de información…)

3. Que muchos le dan gran importancia a los valores que creen ver representados en la bandera.

4. Que verdades históricas hay muchas- aunque esto ya lo sabía- y cada uno se cree la que más le interesa.

5. Que en España hay un lío tremendo sobre el origen de nuestra bandera…

Cómo me gusta aprender cosas nuevas!!!

Read Full Post »