Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 27 marzo 2010

Palacio de justicia de Perú

Hablábamos de tener hijos y mi amiga estaba convencida de que ella iba a tener mala suerte en eso. Cree que ha tenido ya demasiada buena fortuna en la vida: naciendo en España, con una famillia maravillosa… nunca le ha faltado el trabajo, ni la salud ni el amor y, por lo tanto, cree que una especie de Justicia Natural debería equilibrar la balanza y hacer que algo le salga más.

Me pareció un extraño sentido de la justicia el suyo, pero, pensándolo bien me di cuenta de que este sentido abstracto de lo que es justo o no es, en realidad, bastante común. Creemos en una Justicia natural y universal que es sencilla y generosa: la gente buena merece cosas buenas, el esfuerzo merece recompensa, el que ya ha sufrido no merece que le vuelva a tocar sufrir. Pero también es egoísta: yo que llevo años preparando una oposición, no solo merezco aprobar, sino que lo merezco más que tú, que apenas te esfuerzas. Si ya te han pasado demasiadas cosas buenas, tampoco es justo, que a los demás también nos toca…

Además, también tiene escalas: es más justo lo que se gana con esfuerzo que lo que la naturaleza te regala, es más justo conseguir lo que se lleva largo tiempo esperando…

Sin embargo, no funciona así la cosa, lo sabemos. Lo que le toca vivir a uno (donde nace, su físico, su inteligencia, sus oportunidades en la vida) dependen de la suerte, del azar, de Dios, y de lo que uno mismo hace… No hay un cupo de cosas buenas equilibrado con un cupo de cosas malas. No existe esa justicia natural que creemos merecer, en la que nos consolamos o con la que nos desahogamos (cuando decimos, “no es justo”).  Por eso hay personas a las que les pasan cosas tan terribles como morir de hambre.

Sin entender nada de leyes, supongo que muchas veces la Justicia humana trata de compensar esa Injusticia natural: protegiendo los Derechos fundamentales de las personas, y también sus Derechos ciudadanos.

Así, es lógico que cuando una persona ha sido víctima de una gran injusticia del destino – nacer en un país pobre, o en guerra, por ejemplo- la Justicia humana trate de ser ella misma quien equilibre la balanza: acogiéndole en un país, dándole unos derechos y tratando de asegurr su dignidad como persona.

Cierto amigo mío dice “no es justo, mi hijo tiene más derecho a ir a la guardería que el niño inmigrante al que reservan la plaza”. Me gustaría que pensara en esto de las grandes injusticias naturales. Yo le diría, “no, querido, lo que no es justo es que por su nacimiento haya personas condenadas a una vida de pobreza, sufrimiento o marginación. Lo que no es justo es que los seres humanos no hagamos nada para equilibrar la balanza“.

Read Full Post »

Hoy es el día mundial del Sindrome de Down que, como sabéis, también se llama eso Trisomía 21: de ahí que se haya escogido el día  21/3 para homenajear a todas las personas nacidas con este síndrome.

El pasado día 18 estuve en la rueda de prensa en la que Down España presentó su nueva campaña de publicidad, cuyo objetivo principal es ayudar a romper los estereotipos que en nuestra sociedad, lamentablemente, aún existen sobre estas personas y sus capacidades.

El anuncio es uno de estos ejemplos de comunicación social para cambiar el mundo que tanto me gustan y  de los que ya hemos hablado varias veces en este blog. Pero además, es mucho más. Salí de aquella rueda de prensa emocionada y más convencida que nunca de que la forma de hacer las cosas de las ONG sirve de verdad para cambiar el mundo.

Me explico. La campaña “podría ser tu vida” no es si mas una pieza publicitaria creada por el equipo de profesionales de una ONG y retransmitida al mundo. Nació en un aula de la Universidad Complutense de Madrid, en el marco de un proyecto didáctico de la profesora de publicidad Maribel Reyes. Ni siquiera estaba pensada para salir de la universidad pero cuando Beatriz Prieto, responsable de comunicación de Down España, la vio, quedó encantada con la forma en que aquellos jóvenes habían retransmitido  el mensaje y puso manos a la obra para que aquel trabajo universitario se convirtiera en su campaña oficial para el día mundial del Síndrome de Down.

Yo esto ya lo sabía cuando fui a la presentación de la campaña, y me encantaba. Pero no me dí cuenta de que aún había mucho más hasta que oí hablar a sus protagonistas. David, uno de los estudiantes, sentado en la mesa de la rueda de prensa, nervioso, ilusionado y sonriente, destacó la importancia de tener en la Universidad una profesora, Maribel, que se preocupaba no solo por su formación académica, sino también humana. Y Agustín Matía, de Down España quiso mostrarnos a todos que Beatriz había sabido ver más allá de su trabajo. Había visto una posibilidad para cambiar el mundo, y este es el tipo de personas que las ONG necesitan: aquellas que son mucho más que profesionales. Porque para cambiar el mundo, primero hay que creer que es posible hacerlo.

Así que la campaña de Down, además de tener un fin necesario, antes de salir en los medios ya ha conseguido cumplir las ilusiones de un grupo de jóvenes estudiantes y, lo que es más importantes, cambiar su visión del mundo y acercarles de la forma más real y vivencial, a las personas con Síndrome de Down. Podéis vosotros mismos escucharles contar cómo ha cambiado su visión gracias a esta experiencia.

Seguro que para Javi, el protagonista del anuncio, también algo ha cambiado a mejor.

Read Full Post »

Lo siento, hoy toca hablar de toros. Ya todos sabréis que se está debatiendo en el Parlamento catalán el futuro de las corridas, después de que la cámara admitiese a trámite una Iniciativa Legislativa Popular para prohibirlas en Cataluña.

Es un tema polémico donde los haya. Detractores y defensores, cada uno con sus razones y sus argumentos y yo, alucinando con los de unos y los de otros. Por ejemplo, el ex torero valenciano Luis Francisco Esplá, que en su defensa de las corridas ironiza con el tema y lo compara al espectáculo del fútbol y de la ópera. Relaciona los toros con lo cortés, el valor, la honestidad, la generosidad y el respeto a la norma y la tradición. Y también compara la afición del fútbol, donde la violencia entre los espectadores es tan lamentablemente frecuente, con la de los taurinos, respetuosa y entregada al arte. Para mí, vale lo del valor. Lo de la honestidad y la generosidad no lo veo por ningún lado. Y el respeto a la norma y la tradición…no me parece bueno per sé. ¿no dependerá de la calidad de la tradición y su adecuación a los valores de la sociedad actual?

También está lo que dicen los veterinarios a favor de la tauromaquia: que el toro de lidia sufre, sí, pero poquito, porque está preparado genéticamente. Vamos, que matar a un perro de una estocada sería un acto horrible, pero que el torito bravo es un tipo muy duro y no lo pasa tan mal.

Pero también los que están en contra de la fiesta se sitúan en el campo de las comparaciones y los calificativos. La eurodiputada de los Verdes Europeos Mónica Frassoni afirmó que, guardando las distancias, el sufrimiento “inútil” de los toros se basa en la misma lógica que utiliza el hombre “que mata a patadas a su mujer”  (ahhhh) o los que discriminan a las personas por el color de su piel (claro, como los toros son negros…). Creo que comparar a los toreros con asesinos perturbados y a su afición con personas que aplauden la violencia de género es ir demasiado lejos. Demasiado.

Para mí, la violencia es violencia. No podría disfrutar viendo como matan a un animal, aunque sea con “arte y honestidad”. Y a los que estamos en contra de los toros la gente nos pregunta ¿es que no comes carne? ¿y la caza o la pesca deportiva? ¿no son peores? Pues claro que como carne y claro que me parecen fatal las condiciones en que se crían muchos animales en granjas, como son transportados o como son sacrificados. Y claro que también prohibiría la caza deportiva y la pesca. Pero estamos hablando de toros. No es un buen argumento a favor de la tauromaquia el que haya otros deportes o prácticas similares. O el que haya otros ámbitos donde también se produzca violencia. Creo que habrá argumentos mucho mejores que los que están utilizando en este debate catalán. Me siento como en un debate de sobremesa de mala calidad.

Read Full Post »

El El fin de semana pasado estuve de viaje. Nos alojamos en un hotelito rural de esos que acabas tomando una copa por la noche con los dueños del hotel. Él, un hombre curtido, que ha vivido en más de 10 provincias españolas y en 5 países de tres continentes. Hablaba del nacionalismo – catalán, sobre todo- como de una enfermedad que afecta solo a los que no han vivido en otros lugares del mundo, a algunos que ni siquiera han salido de sus provincias. Una enfermedad que les condena a un estado de ignorancia y de cierre del entendimiento…

Su explicación del nacionalismo me pareció simplista pero, en cierto modo, no podía dejar de pensar que llevaba parte de razón… Eso hasta que empezó el partido de futbol en la tele y, movido por no sé qué sentido de la oportunidad, le salieron un par de “negro de mierda” “eso nos pasa por fichar muertos de hambre…”.  Me quedé de piedra, no me lo esperaba…

 Muchas veces pensamos que el racismo y la xenofobia son en buena parte consecuencia de la ignorancia. Son una forma simplista de ver el mundo, que lo divide entre “nosotros y lo nuestro” y “los otros”. Que nos ayuda a afirmarnos en nuestra cultura y en nuestro perfil antropológico y a culpabilizar a los demás de los males de la sociedad. Pero ya no estoy tan segura.

 Navy Pillay, alta Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, se quedó estupefacta del trato que inmigrantes y gitanos reciben en Italia. Dijo que este era más propio de un país subdesarrollado que de uno de los países más ricos del mundo… Mientras, Estados Unidos alerta del aumento del racismo y la xenofobia en Europa y en España, el Observatorio de Racismo y la Xenofobia alerta de que el 47% de los españoles tiene una imagen negativa de los extranjeros, aunque Corbacho lo niegue

 ¿Estamos destinados a un aumento del racismo y la xenofobia en las sociedades desarrolladas? ¿cuánto más nos desarrollemos más diferentes nos sentiremos de los otros? ¿o estos desalentadores datos y hechos son solo consecuencias de la mala coyuntura actual?

Las dos opciones me dan miedo.

Read Full Post »

El Día Internacional de la Mujer – me gusta más que “Día de la mujer trabajadora” conmemora la lucha de la mujer por su participación, en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo integro como persona. ” Un amigo dice en Facebook:

Malo que las mujeres tengan un día, eso quiere decir que hay mala conciencia con ellas y un camino que recorrer para que exista igualdad real con los hombres. Ojalá que dentro de pocos años no necesiten ningún día, porque eso significará que no hay nada que reivindicar.

Yo tengo suerte, nunca me he sentido directamente discriminada por ser mujer. Pero no por ello soy tan ingenua de pensar que la discriminación de género no existe en mi país, que es cosa de países empobrecidos, o que nuestra cultura lo tiene superado. Así que, una vez más, he buscado en la publicidad el reflejo de los estereotipos discriminatorios y del machismo en nuestra sociedad.

1. Bueno, se ha avanzado mucho desde anuncios como este. También lo ha hecho la sociedad. Incluso la regulación de la propia publicidad lo ha hecho, ya que la Ley General de Publicidad se ha actualizado para incluir la prohibición de”“los anuncios que presenten a las mujeres de forma vejatoria, bien utilizando particular y directamente su cuerpo o partes del mismo como mero objeto desvinculado del producto que se pretende promocionar, bien su imagen asociada a comportamientos estereotipados que vulneren los fundamentos de nuestro ordenamiento coadyuvando a generar (esa) violencia”.

2. Además, lo políticamente correcto vende, y muchas empresas introducen en sus mensajes tímidos intentos de igualdad. Hay marcas que incluso apuestan abiertamente por la Igualdad como estrategia de posicionamiento. Como Puntomatic. Y la cosa les salió francamente bien. Al menos desde el punto de vista económico.

3.  Sin embargo, ¿crees que la publicidad se ha hecho igualitaria? Es verdad, los papás van a buscar a sus hijos al cole, los hombres han entrado en las cocinas de la publicidad. Pero, ¿quién prepara la leche a los niños? ¿quién limpia sus manchas? ¿quien tiene que comerse los cereales bajos en calorías para conservar la línea? Ojalá la publicidad dejara de limitarse a reflejar la realidad, entrara de una vez en el juego de la Igualdad y nos ayudara a cambiar la sociedad

4. O, por lo menos, que no nos hicieran alucinar de vez en cuando con imágenes y situaciones que creíamos tener totalmente superadas.

El otro día una amiga me comentaba que no entendía la que se ha montado con el famoso anuncio de cerveza de París Hilton. “Es publicidad”, me decía, “no es para tanto. Además, lo veo bastante parecido al anuncio antiguo de La hora Cocacola Ligth. Lo que pasa es que, como era un hombre el que era tratado como un objeto sexual, pues no se ve mal”.

Claro, pues eso, le dije yo. Será porque los hombres no tienen que luchar para dejar de ser considerados inferiores o limitados. Porque ellos no han sido tratados como objetos, ni como adornos, porque han tenido sus derechos ciudadanos desde siempre… No podemos permitir que porque la ley nos dé los mismos derechos que a los hombres, nos olvidemos de que aún no existe una Igualdad real en nuestra sociedad. Y mucho menos en otras.

Y mucho menos hoy… Felicidades a todas las mujeres

Read Full Post »

Hace unos días una amiga me mandaba un email con asunto “no me lo puedo creer” y solo lo siguiente en el cuerpo del texto “He encontrado esta frase “Nacionalidad de preferencia española o de cualquier país miembro de la UE” en una oferta de empleo de una ONG”.

Se refería a la oferta de voluntariado de la ONG Consejo Interhospitalario de Cooperación aparecida en el popular portal de ofertas de empleo y voluntariado hacesfalta.org.

Yo, lo que es creérmelo, me lo creo, ya que esta desafortunada oferta no viene más que a demostrar algo que ya he visto en otras ONG algunas veces: que van a lo suyo. No es la primera vez que me encuentro que alguien de una ONG que trabaja a favor de la infancia – por ejemplo- muestra actitudes de rechazo hacia inmigrantes o gitanos. U otra que trabaja en una ONG de apoyo al desarrollo rural y a la que le importa bien poco la igualdad entre hombres y mujeres.

Y es que, en el fondo, las personas que trabajan en las entidades no lucrativas no son más que eso, personas. Se mueven por una causa que les toca la fibra especialmente, por algún motivo, o a veces ni eso. A veces es solo una salida laboral más.

A mí no puede dejar de parecerme una contradicción, el ser tan solidario y altruista con unos y mostrar una total falta de comprensión con otros. Y la cosa se pone especialmente grave si, como en el ejemplo, no se trata de una persona expresando sus ideas, sino de una organización haciendo comunicación institucional. Una ONG que, por otra parte, habla de solidaridad y compromiso en su propia página web para después regalarnos esa frasecita metida en una oferta de empleo.

Me obligo a pensar que tendrán sus motivos, por eso de tratar de entender los comportamientos de los demás antes de juzgar, pero por más vueltas que le doy… Yo, al contrario que mi amiga, no hubiera dicho en el asunto “no me lo puedo creer”, sino “no lo puedo entender”.

Y después de leer esto, me surge una reflexión: muchos de los que estamos en este mundo de las ONG, especialmente los que estamos relacionados con su comunicación, deberíamos hacer un examen de conciencia y preguntarnos si realmente nos creemos los mensajes que lanzamos al mundo o si hay un “depende”.

ACTUALIZACIÓN

Aparte de la rápida reacción por parte del portal Hacesfalta.org (cuya respuesta podeis ver entre los comentarios del post), me acaban de informar de que el Consejo Interhospitalario también ha modificado la oferta que tenía colgada en su web: http://www.congde.org/index.php/empleos/detalle/id_oferta/1215/id_contenido/4145/param/listado_40/pagina/1. Buenas noticias 🙂

Read Full Post »