Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘comunicacion ONG’

Hace unos días recibí por email este regalo: una selección de carteles publicitarios con mensajes sociales. Un ejemplo más de cómo los formatos comerciales pueden ayudar a fines sociales.

Algunos de estos carteles me parecen un poco fuertes, demasiado simplificadores y con una mala conexión con el “qué puedo hacer yo”. Son sensibilización, pero me dejan ahí,  muy sensible y sin saber qué hacer más que donar a una ong o ponerme a llorar. Otros son tan buenos que no necesitan más explicación.

En fin, que merece la pena que no me enrolle más y los veais vosotros mismos.

“Para hacer un abrigo de piel se necesitan 120 crías”

“Mas del 50% de los suicidios son cometidos por ancianos”

“La Pobreza no tendria que ser un condena de por vida!

“Ten cuidado con los coches cuando usas auriculares”.

“Piensa Globalmente, muere localmente: Hasta ahora se gastaron 3 Trillones de dólares en paquetes de estímulos económicos para recuperar los bancos. El 1% de esto podria alimentar 59 millones de niños con hambre por un año. Es tiempo de cambiar algo”.

“Los animales no son payasos”

“No compres souvenirs de animales exóticos”

“Los hijos de los padres que fuman, llegan al cielo más rápido”

“Apoyo para personas con desordenes alimenticios”

“Las mascotas no son juguetes”


“Entre la vida y la muerte hay solo 0,003 mm de látex”

Entradas Relacionadas:

Mensajes sociales en formatos comerciales(1)

Mensajes sociales en formatos comerciales (2)

Anuncios

Read Full Post »

A través de una noticia de El Mundo, he conocido una interesante iniciativa de la ONG internacional Médicos Sin Fronteras: el proyecto Estado crítico. Estado crítico es un sitio web cuyo objetivo es sensibilizar sobre la situación en la que millones de personas viven en la República Democrática del Congo, después de más de una década de conflicto armado.

Como iniciativa de comunicación de una ONG me ha gustado mucho por varios motivos. Con un estilo y calidad técnicas muy atractivos, en la web podemos encontrar imágenes, videos y testimonios en primera persona de la terrible situación en la que están viviendo estas personas. Escuchar sus historias de su propia voz es desgarrador a la vez que agradable, se agradece la aparente falta de mediatización por parte de la ONG. Digo aparente porque no soy tan ingenua para no reconocer quién es el verdadero emisor, pero no deja de parecerme un buen ejemplo de cómo una entidad sin ánimo de lucro puede utilizar la web para sensibilizar y visibilizar sobre una causa. Al contrario que todos esos mensajes publicitarios de 20 segundos en los que se nos pide dinero para soportar la causa de la ONG a través de frases lapidarias, en este caso se ofrece al lector/internauta un lugar donde encontrar gran cantidad de información. ¿Qué se nos pide? Que no cerremos los ojos, que sigamos leyendo o mirando, que les ayudemos a difundir, que mandemos un mensaje de apoyo a los ciudadanos congoleños… y, solo después de buscar un tiempo, encontramos el inevitable llamamiento para apoyar a Médicos sin Fronteras en su labor.

En mi opinión, el modelo de solidaridad que se promueve a través de iniciativas con esta está, en mucho mayor medida que los que hemos analizado en otras ocasiones, basado en la información y la reflexión críticas. He echado de menos, sin embargo, más información sobre las causas que están detrás del conflicto, tal vez el mensaje quede un poco descafeinado¸ al estar ausente toda voluntad de denuncia de los intereses diversos que están detrás.

En cualquier caso, también creo que a muchas personas nos quedará, después de ver la página, de saber un poco más. Para los que echéis de menos esos mensajes cortos, aquí os dejo este video sobre la situación de la RDC:

Y este otro sobre una de las causas que está detrás de toda la situación: el comercio mundial de Coltan:

A todos, muy recomendable el video de la propia página de Estado Crítico. Dura 11 minutos, pero merece la pena.

Read Full Post »

Ayer leí a través de Menéame un artículo de la bloggosfera titulado “Los calendarios de gente en bolas por una causa”. Aunque al final el mencionado artículo acaba hablando del supuesto erotismo de estas imágenes, su título y su comienzo me trajeron de nuevo un problema al que le vengo dando vueltas hace tiempo: el modelo de solidaridad que están promoviendo las ONG a través de su comunicación.

El problema ético del uso del marketing

Ya G.D. Wiebe planteaba en los años 50 del siglo pasado una pregunta que después sería citada por Kotler y Zaltman al intentar establecer las bases de lo que se llamó marketing social: ¿se puede vender fraternidad como se vende un detergente?

Asociada al auge del uso del marketing por parte del sector sin ánimo de lucro, nace una línea de pensamiento preocupada por analizar las repercusiones culturales- y sociales- de las estrategias comunicativas del Tercer Sector. Esta línea no ha parado de reproducirse en los últimos años, y las propias ONG han tratado de habilitar mecanismos para imponerse a sí mismas ciertos límites: El mejor ejemplo de ello es el ambicioso Código de Conducta de las ONG de desarrollo en la CONGDE.

Pero no basta. El núcleo del problema radica en que estas organizaciones utilizan códigos de comunicación diferentes según estén haciendo “publicidad social” o “publicidad con fines propios” (sobre todo captación de fondos). Mientras que por una parte analizan los problemas sociales, incluso llevan a cabo admirables iniciativas para sensibilizar a la sociedad (informes, acciones de protesta- aunque esto cada vez lo hacen menos ONG), cuando se trata de recaudar fondos se quedan en el modelo persuasivo-publicitario simple.

La comunicación tiene unos efectos, más allá de los obvios relacionados con el objetivo inmediato del mensaje, en la configuración de la imagen social. Desde el momento en que las ONG se convierten en emisoras de causas sociales, en cierto modo se hacen también portavoces de las personas excluidas y son en buena medida responsables de la construcción de un imaginario social en torno a estas personas, sus culturas, etc.

En consecuencia, lo que se les reclama a las ONG es  la adopción de una postura responsable en la comunicación que realicen. A través de sus mensajes, de los contenidos y representaciones de “los otros” presentes en los mismos, las ONG están ayudando a construir el imaginario social en torno a las problemáticas; pero además están, sin saberlo, instaurando un modelo de solidaridad. El que subyace a muchos de los anuncios que hemos visto podría ser tan simplista que solo serviría para alejar a la sociedad de la comprensión y el compromiso real con las causas y consecuencias de las desigualdades reales. Parecen querer decir “este es el problema. Mi organización es la solución. Si das un euro, eres parte de la solución”. Difícilmente los mensajes simples que imperan en las campañas de captación de fondos servirán para provocar un cambio de actitud duradero.

Con este modelo, las personas dejarían de preguntarse por qué existen los problemas sociales y su compromiso en la solución de los mismos no tendría mucha diferencia con el adquirido con una marca de detergentes u otra. Como en el caso de los calendarios de gente “en bolas”. O como en este ejemplo

Conclusión

Sin embargo, sí es cierto, que las ONG han ido adquiriendo esta consciencia de ser responsables de la imagen del Tercer Mundo y de los problemas sociales (parece que no tanto de sus causas) que ofrecen a la sociedad. Por ello, hemos visto cómo la publicidad en un determinado momento comenzó a huir de las imágenes denigrantes y ofensivas y culpabilizadoras y adoptó un tono más positivo, tratando de “lavar” la imagen de víctimas necesitas de caridad que estaban presentes en los primeros anuncios.

Pero no parece suficiente. Creo que en las actuales formas de comunicación, en la web 2.0 y en las redes sociales, sobre todo, las ONG deberían encontrar una oportunidad de profundizar en nuevos modelos de solidaridad basados menos en la emoción y más en la comprensión y el compromiso. El receptor ya no es una persona a la que hay que convencer en 20 segundos, sino que se le puede ofrecer gran cantidad de información contrastada, que le ayude a comprender; se le puede hacer participar de la comunicación, dejarle libremente que comparta, que pregunte, que opine (sin miedo a la crítica).

Hoy mismo he conocido un nuevo ejemplo de campaña, de Word Vision España que busca el apadrinamiento. Como intento, va un poco más allá de lo tradicional, pero se queda en lo publicitario y lo simple. En su web habría tanto espacio para explicar, escuchar al receptor, invitarle a actuar más allá de la donación…

Artículos relacionados:

Mensajes sociales con formatos comerciales I

Mensajes sociales con formatos comerciales II

Read Full Post »